Carlos Bremer: "Hubiera sido cobarde quedarme con los brazos cruzados"

MÉXICO -- Carlos Bremer contesta el teléfono por la noche, ríe, y dice que ahora tiene que trabajar más para pagar la casa de Las Lomas, que adquirió en 102 millones de pesos. El originario de Monterrey, Nuevo León, quería apoyar a los atletas mexicanos que ganaron 136 medallas en los Juegos Panamericanos y no sabía cómo. Entonces, escuchó que se iba a subastar un inmueble para entregarle becas a los deportistas que asistieron a Lima 2019 y quiso unirse a esa iniciativa.

“Lo que compré fue el apoyo a los deportistas, que no les faltara. A mí que siempre me echan porras porque apoyo al deporte, pensé que quedarme con los brazos cruzados y que otro hiciera el esfuerzo, era muy cobarde. Yo quería apoyar, ni siquiera conozco la casa”, cuenta el empresario Carlos Bremer, fundador del grupo Value y director fundación Butaca Enlace, institución con la que compró el inmueble, a ESPN Digital.

Bremer meditó dos días participar en la subasta. La casa de Las Lomas le perteneció al empresario mexicano, de origen chino, Zhenli Ye Gon, acusado de colaborar con el crimen organizado, y se sabía que los abogados del ex propietario iban a pelear porque ese inmueble no fuera vendido por el gobierno mexicano. El regiomontano aceptó el reto, pese que ahora hasta los vecinos de la vivienda reclaman el uso que va a tener la construcción que está ubicada en la calle Sierra Madre 514, en las Lomas de Chapultepec.

“Parece que ahora está en chino (se escucha una carcajada), pero ni modo, a ver qué inventamos. Creo que las autoridades ya tienen todo arreglado y confío en eso”, confiesa Bremer, que apoya a atletas como Saúl el Canelo Álvarez y Paola Longoria. “Todas las buenas causas tienen problemas, cuando quieres intentar algo bueno, siempre hay algún problema. Estoy satisfecho y contento por poner mi granito de arena, por mi país, que me ha dado mucho”, complementa.

La subasta de la casa de Las Lomas, predio decomisado en 2007, tuvo un precio de salida de 95 millones 483 mil pesos. Bremer peleó, vía teléfonica, por comprar el inmueble, pero cuando escuchó que el precio había llegado a los 100 millones pesos “pensé que ya había perdido”, hizo un último esfuerzo y ganó la propiedad en 102 millones de pesos, “la verdad hubiera pagado hasta 104 o 105 mil millones”, revela.

“Para mí es barato si es para pagarle a los deportistas, para mí es barato, voy a buscar la forma de que no nos cueste tanto, pero no voy perder la oportunidad histórica de apoyar a los deportistas de esta manera. Es un apoyo que nunca se había ofrecido y no me voy a quedar con los brazos cruzados, quería apoyar con algo extra y después vi que se podía con la casa”.

El dinero será repartido entre los 544 deportistas que participaron en los Juegos Panamericanos de Lima 2019. El empresario Carlos Bremer no espera que le agradezcan, lo “que quiero es que los mexicanos sepan que siempre se puede, para mí los deportistas son los héroes”.